Metodología

En MM Psicología apostamos por un modelo de terapia cognitivo conductual (TCC) como forma de intervención ante los diferentes problemas psicológicos.

Es una forma de entender cómo piensa uno acerca de sí mismo, de otras personas y del mundo que le rodea, y cómo lo que uno hace afecta a sus pensamientos y sentimientos.

La TCC le puede ayudar a cambiar la forma cómo piensa («cognitivo») y cómo actúa («conductual») y estos cambios le pueden ayudar a sentirse mejor. La TCC se centra en problemas y dificultades del «aquí y ahora», en lugar de centrarse en las causas o síntomas en el pasado. Busca maneras de mejorar su estado anímico ahora mediante herramientas usables en el día a día.
 

Podemos decir que esta es la principal diferencia entre  la técnica Cognitiva-Conductual respecto a otras. Este enfoque, además, es una alternativa eficaz en tratamientos como la ansiedad o la depresión, especialmente en sus primeros estadios.

 
Por estas razones, las principales guías de práctica clínica basadas en la evidencia científica, como las del Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica (NICE) y organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Federación Mundial de la Salud Mental (WFMH), recomiendan la Terapia Cognitivo-Conductual como el tratamiento de primera elección para diversos trastornos.
Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies