Resolución de Problemas

La Resolución de Problemas constituye una parte importante de la vida diaria: los problemas pueden ser pequeños (decidir qué ponerse hoy) o muy grandes (la planificación de tu futura carrera o comprar un piso).

En la psicología cognitiva, la resolución de problemas se refiere al proceso mental que la gente pone en marcha para descubrir, analizar y resolver problemas. Esto implica todos los pasos en el proceso de resolución de un problema:

    • Orientación al problema:
      • Aceptar que tener problemas es algo normal
      • Saber identificar situaciones problemáticas
      • Inhibir la tendencia de responder impulsivamente
      • Pensar en positivo
    • Definición del problema:
      • Definir el problema de forma operativa
      • Dividir los problemas en otros más pequeños
      • Identificar metas
    • Generación de alternativas:
      • Propuestas para alcanzar las metas propuestas
      • Exclusión de la crítica; todo vale
      • Lo mejor es la cantidad, la variación
    • Toma de decisiones:
      • Evaluar las ventajas e inconvenientes de cada alternativa
      • Seleccionar la que mayor número de ventajas tenga y no volver atrás
    • Puesta en práctica:
      • Llevar a cabo la alternativa seleccionada
      • Evaluar su resultado
      • Felicitarme o, en caso necesario, volver a la toma de decisiones

¿Por qué es importante tratar la Resolución de Problemas?

Trabajar la Resolución de Problemas nos ayuda a mejorar en diversos ámbitos de nuestra vida, como por ejemplo son:

      • Solucionar los problemas que surjan con nuestro entorno social, familiar y/o laboral
      • Resolver nuestros problemas o asuntos con los demás sin poner en peligro nuestra amistad
      • Comprender mejor a los demás
      • Hacer que los demás nos comprendan mejor
      • Hacer que los demás nos respeten más y sepan que somos tolerantes y respetuosos
      • Mejora de nuestra autoestima y autoconfianza en la medida en que soy capaz de afrontar y resolver con éxito diferentes conflictos o problemas satisfactoriamente

Proceso a seguir en la Terapia de la Resolución de Problemas

El tratamiento varía en función de la gravedad del cuadro, siendo el tratamiento Cognitivo-Conductual el elegido por el centro, al ser uno de los más eficaces para la resolución de problemas.

Hay que hacer una buena evaluación del problema mediante un análisis funcional. A partir de ahí, podremos saber qué está provocando el cuadro y qué lo está manteniendo. Una vez tenemos esta información, podemos enseñar estrategias cognitivas para abordar los problemas y conductuales para solucionarlos.

En MM Psicología, trabajamos entendiendo a la persona en un equilibrio, es decir, no sólo tratamos el problema, sino todo aquello que pueda estar generando y alimentando desequilibrio emocional en la persona que lo padece.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies